¿BIENVENIDOS A LA INCERTIDUMBRE?

4 CLAVES PARA CONSEGUIR PUBLICIDAD GRATUITA
julio 22, 2020
CU RI UM
LETTERING: EL ARTE DE DIBUJAR LETRAS
agosto 7, 2020
 

Nah! Es nuestro pan de cada día.

Últimamente es imposible encontrar un link en Google que nos pueda ayudar a encontrar el camino correcto, que nos abra la caja de Pandora, que encuentre la llave que te lleva a las judías mágicas y te da la solución perfecta para sacar adelante tu marca (llámese emprendimiento, negocio de toda la vida, proyecto). No hacemos más que escuchar a conocidos preguntarse "por qué mi negocio no funciona".

Y es que, cuando más se aprieta, parece que más creativos nos volvemos. Y no es que la crisis saque a florecer la creatividad que no teníamos, es que la crisis te hace cambiar tus propios paradigmas. Te saca de tus casillas para por fin entender que esto no es una salida rápida, es un cambio para toda la vida, y que este cambio se debe hacer tanto en la primera cabeza de la corporación, como en la última.

Para sacar un negocio con creatividad hay que dejar que suceda, tenemos que dar la oportunidad de abrir la mente para entender que la transformación de tu negocio se hace cada día. Precisamente por eso es que estamos los publicistas, porque a veces nuestra amenaza no es una pandemia, sino una gran corporación que se lleva a todos nuestros clientes, o un pequeño presupuesto que quiere abarcar mucho. Pero he aquí el quid de la cuestión: el día a día de las agencias son pequeñas pandemias (antes llamados “incendios", qué trágica me estoy poniendo) que amenazan la cuenta y hacen resurgir desde nuestras entrañas el uso de todas nuestras herramientas, entre ellas la creatividad. Aunque te invito a conocer todas las demás en nuestra web. (No, no es spam).

No somos más creativos cuando vivimos una gran crisis, sino cuando tenemos un problema, desde el más simple hasta el más “heavy". Pues no tenemos más remedio que abrir la cabeza, (y el cliente nos pide, ahora sí desesperado, “volar alto”); y es ahí cuando surgen las ideas que sí cambian al mundo, cuando todos (aka "el cliente") aceptamos que podemos cambiar y admitimos que lo que nos hacía bien antes, ahora puede mejorar aún más.

Las agencias tenemos en la cabeza marcado con amarillo fluorescente que nuestro propósito cada día es solucionar los problemas de nuestros clientes y nos preparan para ello desde el primer brief que nos entregan en la facultad. Estamos preparados (ya lo estábamos) para afrontar este problema, ahora solo falta que tu marca lo esté.

AD, curiemse.

Comments are closed.